La elección de la mochila

 

La elección de la mochila para el viaje es fundamental

Merece la pena gastar dinero en una buena mochila. Es el caparazón del peregrino, la casa que lleva a cuestas.

Consejos para hacer el camino en bici: Su capacidad debería rondar entre los 40 y 50 litros. Cuanto más grande sea más pesará en vacío y más la llenaremos. Una vez llena no debería superar el 10% del peso del caminante que la porte.

Las mochila de viaje debe ser ligera:

Por ejemplo, una persona de 70 kilos deberá cargar una mochila de entre 7 u 8 kilos. Todo el peso que rebase esta cifra pasará factura en forma de sobrecargas o contracturas musculares.

Sus costuras deben ser fuertes, las hombreras acolchadas, con refuerzo lumbar y correas ajustables para la cintura y el pecho.

Debe contar con un sistema que permita su regulación según la altura de cada usuario.

No hay que ir a la moda de los escolares y es fundamental ajustar las correas de forma que el peso descanse sobre la espalda y no tire de los hombros.

La funda impermeable es imprescindible para cubrirla en días de lluvia. Muchas ya la traen pero algunas no cumplen bien su función y calan rápido, así que a veces interesa comprar una aparte más resistente.

La elección de la mochila

mochila para viajar

La elección de la mochila es muy importante ya que debe ser cómo el bolso de Mary Poppins, una mochila ideal llena de huecos y lugar.

¡La mochila es el fiel compañero de nuestro viaje!

+ consejos para que el camino sea FANTÁSTICO en todos los sentidos.

¿Qué calzado debo elegir para caminar tanto? ¿Cuál es el mejor? ¿O más adecuado?

-El pie del peregrino descubre todas las superficies posibles: el asfalto, el hormigón, la zahorra de las pistas agrícolas, la incómoda gravilla, los suelos terrizos, arcillosos o calizos, etc.

-Tal disparidad origina serias dudas en la elección del calzado que mejor se adapte a todas y cada una de las superficies descritas.

-Se necesita un calzado ni muy ligero ni muy pesado, que sea flexible y que aporte una buena estabilidad.

-Todas estas características las reúnen las zapatillas de trekking y el calzado trail running que utilizan los corredores de montaña. Ambas son más ligeras que las botas de senderismo y aportan mayor flexibilidad y amortiguación.

-En primer lugar, la suela es más resistente, soporta el impacto y el peso de la mochila que la de una zapatilla de atletismo convencional.

-El tejido impermeable y transpirable Gore-Tex evitará que se moje el pie y evacuará el sudor al exterior.

-Y las botas de montaña protegen mejor los tobillos y los posibles impactos de las piedras pero son más pesadas, recalientan más el pie y son muy incómodas sobre el asfalto.

En conclusión, la experiencia aconseja probar primero con zapatillas de trekking o trail running.


TE PUEDE INTERESAR MÁS CONSEJOS COMO:

Consejos en la elección de bicicleta. HAZ CLIC 

Ideas para enviar tu Bicicleta por avión

Espero sea de ayuda, los consejos siempre ayudan.  ¡Tu quédate con lo que te va bien a ti!

Saludos amig@s, hasta los próximos consejos.

Fuentes:  Revista Consumer.

Deja un comentario